¡Exprésate!  

Querida Se?ora Gonzalez

Carta de pesame a una madre

By Jorge Yui
Published on LatinoLA: April 5, 2003


Querida Se?ora Gonzalez


Viernes 04 de abril de 2003

Se?ora Rosa Gonzalez
Los Angeles
Estados Unidos de Am?rica

Querida Se?ora,

Antes que nada le hago llegar mi m?s sentido pesame por la tr?gica perdida de su querido hijo Jorge Alonso. Desde que vi la fotografia de Jorge Alonso y luego la vi a usted en CNN con los ojos enrojecidos y ya sin lagrimas de tanto llorar, pidiendo que le devuelvan el cuerpo de su hijo, no he podido dejar de pensar en usted y en su familia.

Permitame presentarme, Jorge Alonso era mi tocayo, y si no fuera porque alg?n antepasado m?o se cambi? la ?ltima letra del apellido para poder escapar a la prohibici?n de inmigrar que pesaba sobre los judios hace 500 a?os, ser?amos casi primos porque mi segundo apellido es Gonzales. Como usted quiz? lo sepa, el apellido Gonzalez con "Z" o con "S" es oriundo del sur de Espa?a, una zona que sigue siendo pobre y requemada por el sol, y que a?n hoy en d?a sigue proveyendo al mundo de inmigrantes.

Soy de Per?, s? que usted y su esposo son mexicanos que se fueron para Los Angeles hace muchos a?os, y es esa una de las razones que me ha movido a escribirle. Porque hablamos castellano, y tambi?n porque s? que Jorge Alonso le escribi? una ultima carta en castellano antes de su muerte desde el desierto. Espero que a fuerza de rodar por el mundo electr?nico esta carta termine por llegarle a sus manos.

Imagino que usted recibe muchas cartas que s? no mitigan para nada la perdida de Jorge Alonso. Sin embargo, quiero aunar a esos cientos de cartas estas l?neas en nuestro idioma, es la carta de un hijo que por otras razones de la vida tambi?n est? lejos de su madre y que al igual que usted vive desde hace m?s de 20 a?os en el extranjero.

Al igual que usted, yo me pregunto todos los d?as si esta guerra tiene o no raz?n de ser. Y al igual que usted no tengo una respuesta clara, y eso me llena de ira, porque a pesar de que quiz? nunca sepamos las razones de esta guerra la vida de Jorge Alonso ha sido segada. Y cientos de seres humanos, hombres, mujeres y ni?os son asesinados por la guerra cada d?a.

Usted estar? al corriente de los ?ltimos d?as de mi tocayo, aunque imagino que Jorge no le contar?a de las incomodidades de la guerra. De ese calor insoportable durante el d?a y del ruido pavoroso de los ca?ones que por las noches impide dormir a amigos y enemigos. De la oscuridad total en que se vive all? porque la humareda de los pozos de petroleo ardientes impide que se vea la luz del sol a toda hora. Del miedo a las balas amigas y enemigas. De ese infierno de soledad que inspira esta guerra.

Imagino que desde que muri? Jorge usted estar? harta de escuchar hablar de la guerra. Yo la comprendo, yo creo profundamente tambi?n que cuando la guerra asesina a un ser querido ya nada importa. S?lo nos queda el vacio absoluto del hijo muerto, del esposo ausente, del padre que jam?s ser? un recuerdo.

Le escribo esta carta desde lejos, a mitad de la noche y ruego como usted para que no haya m?s madres vestidas de negro, para que los hijos que est?n por nacer tengan un padre, para que a las esposas no les falte el marido que las bese y abrace por las noches.

Se de otros compa?eros de Jorge, del fuerte de Port Lejeune, que tambi?n hablaban espa?ol y que tambi?n han sido asesinados por esta guerra. Tambi?n ellos dejan madres, esposas, hermanos. Todos ellos son victimas de esta guerra odiosa, hip?crita que no acaba de matar a los verdaderos culpables. A esos pocos que aprovechan de esta guerra, que les interesa que dure, que hablan en nombre de Dios para exigir m?s sacrificios.

Pero usted lo sabe en carne propia, nada vale la vida de un hijo asesinado!

D?os la bendiga

Jorge A. Yui Gonzales
Suiza




About Jorge Yui:
Jorge A. Yui Gonzales, Suiza




   print this










OUR CONTENT SECTIONS


Arts & Entertainment Comunidad Forum People El Editor's Blog


Careers Expresate Hollywood Tecnología RSS Feeds